Untitled design-2.png

Construyendo

Pertenecemos a una parroquia viva tanto en acción como en espíritu, y es gracias al amor fraternal y nuestro anhelo de seguir las enseñanzas de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo. Desde la fundación de este templo, los miembros de la parroquia de Santa Ana han establecido una comunidad prospera de Católicos en el área metropolitana de DFW.

 

Durante los últimos 35 años, la comunidad de Santa Ana ha crecido de ser una iglesia pequeña misionera a una de las parroquias más grandes en Dallas. Y a pesar de que el número en nuestras bancas ha cambiado, la misión es la misma: Acercar a las personas a Jesús, formar discípulos y enviarlos a transformar el mundo.

 

Actualmente, hay más de 8,000 familias en la parroquia, y más de 80 ministerios activos. A pesar de que hay espacio, no se está aprovechado bien. Por lo tanto, estos planes proveerán 19,687 pies cuadrados de espacio y renovaremos 17,381 pies cuadrados.

 

Esperanza

Hace tres años, establecimos un comité para identificar las necesidades de la comunidad y plantear la posibilidad de renovar el centro de Santa Ana. Después de mucha planeación estratégica y reuniones con el liderazgo de la iglesia, el comité propuso un plan para servir con más efectividad a los miembros de la parroquia. Este verano hicimos un estudio de planeación para presentar el proyecto a toda la congregación. Los resultados del estudio han probado ser positivos por lo tanto continuaremos con los planes de la campaña. 

 

Los planes finales, detallados en este documento, garantizan que se proporcionen los recursos y el espacio para servir a los miembros de la parroquia y la comunidad Católica en DFW. Pero este plan va mas allá de la construcción de paredes, se trata de construir esperanza para el futuro de la comunidad Católica. La fundación establecida hace 35 años nos brinda esperanza para un futuro mejor.

Preguntas y Respuestas

¿Cómo esta campaña beneficia a toda la comunidad de Sta. Ana?

Nos enorgullecemos de ser una comunidad fuerte, con feligreses de todas las edades y orígenes. Mantener esta diversidad requiere que utilicemos mejor el espacio y los recursos disponibles. Esto permitirá a nuestros diversos ministerios y programas espacio para reunirse, discernir y orar. Mons. Broderick imaginó a una Sta. Ana floreciente y tuvo la visión de comprar la propiedad que ahora llamamos el Centro Sta. Ana. Actualmente funciona principalmente como almacén, pero el espacio adicional ofrece un gran potencial. Al utilizar mejor el espacio restante disponible, nuestro clero y personal parroquial podrá servir mejor a los feligreses de Sta. Ana y a la comunidad católica de Coppell.

 

¿Por qué es necesaria esta campaña?

La razón clave es el espacio. Tenemos poco, necesitamos más, y debemos aprender a mejorar la forma práctica en la que utilizamos el espacio. Imagínese que usted necesita reunirse con el P. Henry, registrarse para un bautismo e inscribirse en catecismo. Tiene que ir a tres lugares diferentes. Este diseño es frustrante, toma mucho tiempo y necesita cambiar. Reubicar y consolidar al clero y al personal en un lugar central y accesible en el Centro Sta. Ana garantiza la conveniencia y resolvería este problema. El personal también apreciará este arreglo, ya que proporcionará un acceso constante al clero, lo que les permitirá trabajar de manera más eficiente como equipo.

En adición, trasladar al personal al Centro Sta. Ana nos permitiría convertir el edificio de administración en salas de reuniones para ser utilizadas durante el día y la noche; la modificación generaría ocho salas de reuniones adicionales. También obtendríamos otras cinco salas de reuniones y conferencias en el renovado Centro Sta. Ana.

 

¿Cómo se beneficiarán nuestros ministerios del espacio adicional?

Los miembros de los ministerios saben que a menudo nos cuesta trabajo asignarles salones para sus reuniones. El Salón de Asambleas y el Cenáculo están reservados durante los fines de semana y la mayoría de las noches excepto los viernes, lo que limita el acomodo de ministerios y eventos grandes. Añadir un nuevo espacio multiusos significa contar con un tercer espacio grande para los ministerios de Sta. Ana. Y a medida que ministerios como RICA y los ministerios para jóvenes continúen prosperando, este espacio podrá acomodar su crecimiento. 

El número de ministerios que utiliza el Centro Sta. Ana diariamente impide que éstos puedan tener un espacio designado a cada uno de ellos. Esto es especialmente difícil para los ministerios de apoyo —Ministerio de Consolación, Ministerio Stephen y la Escuela de Espiritualidad— que a menudo necesitan espacio de con poco tiempo de aviso. No es inusual que estas reuniones se lleven a cabo fuera del campus por necesidad, a pesar de que nuestro deseo es que se susciten en la parroquia, cerca de la iglesia y de la capilla. El establecimiento de un centro de apoyo en las antiguas oficinas de Educación Religiosa Infantil, ofrecerá a estos ministerios el espacio privado que necesitan para acomodar a los feligreses.

No olviden a los miembros de nuestro ministerio que dirigen la guardería, llena a capacidad, lo que dificulta que las familias puedan contar con este servicio. Ampliar la guardería nos permitirá alojar a un 50% más de niños durante la misa. Como comunidad parroquial dedicada al apoyo de los feligreses durante todas las etapas de sus vidas, debemos poner a su disposición la guardería durante este tiempo de desarrollo y reflexión espiritual.

 

¿Como manejaremos nuestras necesidades de almacenamiento después de la renovación?

Necesitamos espacio de almacenamiento. Por lo tanto, le pedimos a los ministerios implicados que junten, limpien y hagan inventario de sus materiales, o que usen el espacio en la oficina remodelada. Si es necesario, vamos a buscar otro sitio para los materiales. Sin embargo, vamos a proporcionar un lugar de almacenamiento permanente para el Carnaval, ya que es el evento parroquial más grande. El espacio se encuentra en el Centro renovado de Santa Ana y es accesible por atrás del edificio o por las puertas de enfrente. Cuando no se use el espacio para el Carnaval, vamos a usar la parte de enfrente para las reuniones de otros ministerios.

 

¿Qué vamos a hacer con las cocinas?

Sabemos que las cocinas en el Salón de la Asamblea y el Cenáculo no satisfacen plenamente las necesidades de algunos ministerios, por lo que consideramos renovarlas. Pero el hacerlo resultaría en costos adicionales. Por lo tanto, para eliminar gastos el Comité de Construcción eligió no incluir la renovación en estos planes. Cuando terminemos la renovación del Centro de Santa Ana, volveremos a evaluar el uso de cada cocina y abordaremos las renovaciones necesarias.

 

¿Realmente necesitamos más estacionamiento?

En septiembre del 2010 compramos el terreno en la esquina noroeste de Sandy Lake y Samuel Blvd. Aunque no está pavimentado, el terreno proporciona estacionamiento adicional durante el Carnaval, otros eventos, y días festivos.

La ley estatal dicta que las organizaciones sin fines de lucro, tal como Santa Ana, tienen que desarrollar sus propiedades dentro de seis años después de comprarlas. Esto nos permite no pagar impuestos a la propiedad. Pero en el 2016 perdimos este privilegio y ahora estamos pagando impuestos. Al pavimentar el terreno, no tendremos que pagar impuestos a la propiedad. También será una fuente de ingresos, ya que durante la semana lo alquilaremos a UPS.

 

¿Cómo se compara el costo de esta renovación con proyectos del pasado?

La renovación del Centro de Santa Ana va a costar $6.2 millones, esta cantidad es comparable a proyectos similares en Coppell y más barato que construir edificios nuevos. La renovación inicial del Centro de Santa Ana – que incluyó la capilla de adoración, el Cenáculo, salones, y las oficinas para jóvenes costo $5.1 millones en 2007. Con los precios de hoy, el mismo proyecto costaría $6 millones. Con esto en mente, el liderazgo determinó que lo mejor para nosotros es abordar las renovaciones ahora. Lo miramos como una oportunidad para reconocer y valorar todos los regalos que Dios nos da.

 

¿Cuánto va a tardar el proyecto? ¿Qué tan pronto podemos empezar?

Antes de realizar el estudio de planificación, nos reunimos con un arquitecto y un constructor para determinar cuánto iban a costar los proyectos. Ahora, con los comentarios del estudio de planificación en la mano, estamos finalizando los planes. De acuerdo a nuestro plan, la construcción empezará a principios del 2020, y se espera que se termine a mediados del 2021. Esperamos que al renovar por tan solo 18 meses, vamos a minimizar interrupciones a las actividades parroquiales.

 

¿Por qué estamos comenzando esta campaña cuando algunos feligreses continúan cumpliendo su compromiso con la campaña de capital para la Diócesis de Dallas?

Estamos conscientes de que muchos feligreses se comprometieron con la campaña Nuestra Fe Nuestro Futuro, algunos ya han cumplido su compromiso, pero 176 familias continuarán con su compromiso hasta el 2020. Los feligreses que deseen hacer una donación a la campaña parroquial pero que actualmente cumplen con otros compromisos pueden retrasar sus pagos o completar su donación durante cinco años.

 

¿Qué pasó con el dinero que Santa Ana recaudó durante la campaña Diocesana?

Estamos agradecidos con todos nuestros feligreses que generosamente nos ayudaron recaudar $6.2 millones para la campaña Nuestra Fe, Nuestro Futuro. La mayoría de estas donaciones se quedarán con la Diócesis para apoyar la formación sacerdotal, las escuelas Católicas, la restauración de la catedral y para Caridades Católicas. Sin embargo, aproximadamente $1.9 millones regresaran a nuestra parroquia para apoyar esta campaña.

 

¿Alguno de los fondos recaudados a través de esta campaña se van a usar para pagar los cobros legales de la Diócesis?

Todas las donaciones de la campaña permanecerán en Santa Ana y van a ser depositadas en una cuenta restringida, a la que solo se puede acceder para esta campaña. Estas donaciones están legalmente protegidas para que la Diócesis no las pueda usar para pagar los cobros legales asociados con el abuso de sacerdotes.